La Junta de Castilla y León convocará oposiciones específicas para personas con discapacidad

El Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades para Personas con Discapacidad 2016-2020, aprobado recientemente por la Junta de Castilla y León, prevé una convocatoria de oposiciones específicas para este colectivo, como un paso más de las hasta ahora comunes reservas de plazas en las oposiciones ordinarias.

El fomento del empleo entre las personas con discapacidad, como herramienta para promover el desarrollo integral y refuerzo de su autonomía, es uno de los pilares de este Plan Estratégico que recibió el apoyo del Consejo de Gobierno, según explicó la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García.

Actualmente la tasa de actividad de las personas con discapacidad es del 37,5%, tres puntos más respecto al año anterior. Entre las medidas de dinamización del empleo, centradas principalmente en el empleo público, figuran por primera vez estas convocatorias específicas, pero también otras como la creación de un Banco de Buenas Prácticas y la formación en el campo de la asistencia personal, en el que la Junta ve un nicho de empleo para las personas con discapacidad.

Alicia García defendió este Plan Estratégico como una manera de “pasar de un modelo asistencial a otro basado en derechos”, que busca dar una “perspectiva integral, continua y permanente durante toda la vida, sin olvidar su entorno familiar, social y comunitario”.

169.000 personas con discapacidad beneficiadas

Dotado con 752 millones de euros hasta 2020, la estimación de la Junta es que beneficiará a 169.000 personas con discapacidad, a sus familias y a las entidades que les atienden, para lo cual desarrollarán 195 medidas organizadas en torno a once ejes estratégicos.

El Plan dispone de cuatro herramientas fundamentales para buscar su cumplimiento: el proyecto de vida integrado, los itinerarios vitales, la apuesta por el empleo y el asistente personal.

Sobre el primero de estos aspectos, García destacó que las medidas en este apartado del proyecto de vida integrado buscan posibilitar “que la persona tome sus propias decisiones, contando con los apoyos oportunos orientados a la calidad de vida y a la participación comunitaria”.

En el caso del denominado itinerario vital, la consejera destacó que es necesario adaptar las medidas a cada caso con diferentes caminos para la educación inclusiva, para la formación y el empleo, para la autonomía en el hogar y para la participación comunitaria, además del fomento del envejecimiento activo.

0

You must be logged in to post a comment.